Todas las infancias tienen derecho a desarrollar su pleno potencial humano

Statements
Available languages:
ECW Director Yasmine Sherif interacts with children in DRC

Declaración de la Directora de La Educación No Puede Esperar, Yasmine Sherif, con motivo del Día Internacional de la Infancia:  20 de noviembre de 2022

En el Día Internacional de la Infancia, debemos recordar lo que significa ser niños y niñas con derecho a desarrollar su potencial humano desde su nacimiento. No existe nada más preciado, ni más invaluable que ver a las infancias crecer hasta alcanzar su máximo potencial. Y nada es más despreciable que ignorar su inocencia y sus necesidades de aprendizaje en este proceso de desarrollo.

El cerebro de los niños y las niñas está en constante transformación y crecimiento, y puede madurar de innumerables maneras. La educación que reciban desde el primer día —su mente, su corazón y su alma— determinará sus posibilidades de desarrollar todo su potencial, así como el resultado de este. Por desgracia, tuvieron que transcurrir miles de años hasta que finalmente, hace seis décadas, proclamamos la Declaración de los Derechos del Niño. Ahora, debemos ponerla en práctica.

Los niños y las niñas tienen derecho a gozar de desarrollo en la primera infancia y a recibir una educación formal. Esta es la promesa que les hacemos al traerlos al mundo. Porque sin ellos, ¿cómo lograríamos crear un mundo mejor? No sólo dan sentido a nuestro mundo, sino que también personifican nuestra esperanza de un mundo mejor. Son nuestra aspiración para hacer realidad todos los derechos humanos y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Mediante el aprendizaje temprano y el desarrollo en la primera infancia, les preparamos para la educación formal y para la vida misma. Si apoyamos a nuestras hijas, las empoderamos para que se conviertan en las niñas y mujeres jóvenes fuertes que nos liderarán en el siglo XXI para poner fin a la era en la que las mujeres estaban escondidas en la obscuridad.

Si permitimos que nuestros niños y niñas se rebelen, exploren y desarrollen su curiosidad por el aprendizaje y el conocimiento, y si acompañamos este proceso con una educación de calidad, les preparamos para que se conviertan en activistas del clima dedicados a proteger tanto a las personas como al planeta; docentes que despertarán el interés de sus estudiantes; enfermeros y médicos que salvarán vidas; activistas de los derechos humanos que se enfrentarán al poder con la verdad; científicos y emprendedores que avivarán nuestro impulso de creatividad e innovación; y funcionarios gubernamentales que se regirán por imperativos éticos y valores democráticos.

Esto es lo que prometimos hace sesenta años cuando aprobamos la Declaración de los Derechos del Niño. Seis décadas después, ¿cómo podemos justificar el hecho de que aún no hayamos invertido en la infancia por medio de una educación de calidad, y de que hayamos abandonado a millones de niños y niñas a su suerte, presos de la violencia sexual y las violaciones, el matrimonio infantil, el trabajo infantil, la pobreza extrema, el analfabetismo, el reclutamiento en grupos armados y otras violaciones contra ellos?

Invertir en su educación es, a su vez, nuestra forma de invertir en economías resilientes y comunidades fuertes y pacíficas, y la forma más rentable de invertir en un mundo más justo y humano para las generaciones venideras.

Ha llegado el momento de actuar en favor de la infancia de todo el mundo. Es hora de cumplir nuestras promesas en materia de educación, especialmente para los 222 millones de niñas y niños cuya educación se ha visto desmesuradamente interrumpida por los conflictos armados, los desplazamientos forzados, los desastres provocados por el cambio climático y las crisis prolongadas. Cada uno de esos niños y niñas tiene un sueño: #222MillonesDeSueños✨📚. Todos atesoran un enorme potencial y tienen una historia que contar. Ahora más que nunca, debemos conseguir que se tengan en cuenta sus opiniones y que sus sueños se hagan realidad.

El Gobierno de Suiza y La Educación No Puede Esperar (ECW, por sus siglas en inglés) acogerán la Conferencia de Alto Nivel sobre la Financiación de ECW los días 16 y 17 de febrero de 2023 en Ginebra. La Conferencia —que ha sido organizada conjuntamente con los gobiernos de Alemania, Colombia, el Níger, Noruega y Sudán del Sur—  ofrecerá a los líderes mundiales y a los donantes de los sectores público y privado la oportunidad de destinar fondos considerables a ECW para ayudar a garantizar que todas las infancias del mundo puedan asistir a la escuela, especialmente las y los 222 millones de niños, niñas y adolescentes afectados por las crisis que viven en algunos de los contextos más difíciles del planeta y necesitan apoyo educativo urgente. 

En calidad de fondo mundial de las Naciones Unidas para la educación en situaciones de emergencia y crisis prolongadas, ECW trabaja para hacer realidad sus 222 millones de sueños. La última versión de nuestra publicación La Propuesta para la Inversión de ECW —que defiende la conveniencia de la inversión en educación— y nuestro Plan Estratégico para 2023-2026 describen nuestra importante contribución a estos compromisos mundiales.

Los niños y las niñas son el presente y el futuro. Debemos escuchar lo que tienen que decir y prestarles la atención que merecen. Debemos proteger sus derechos y conseguir que puedan desarrollar todo su potencial. Deben constituir una prioridad en nuestro programa mundial de desarrollo sostenible y en nuestra promesa de velar por los derechos humanos universales, la paz y la seguridad en todo el planeta. Ha llegado la hora de invertir en la educación como el pilar sobre el que se desarrolla la infancia y a partir del cual construir el mundo que queremos.

About our Director

Yasmine Sherif Portrait
Yasmine Sherif
Director

Additional Statements and Updates